29/05/2017

“Jamás pensé que mi vida cambiaría de esta manera. Ahora mi meta es convertirme en ingeniera de sistemas”

Becaria venció adversidad gracias a beca doble oportunidad
No importa cuántas veces caemos, si no cuantas nos levantamos. Esa es la frase que la becaria Yuri Yessenia Ríos Alva la hizo suya. Es que tantas veces la golpeo la vida que cuesta creer que a su corta edad este a punto de alcanzar sus metas: terminar sus estudios secundarios y sus clases de Soporte y Mantenimiento de Equipos de Computación.

Ella nace en la comunidad de San Roque, en el distrito de Maquía, provincia de Requena. A los 11 años queda huérfana de padres  y a partir de ese momento toda su vida se vuelve cuesta arriba. Desconsolada aún por las sensibles pérdidas de sus padres, queda en custodia de sus hermanas quienes asumen la delicada responsabilidad de criarla.

Mientras estudiaba el tercero de secundaria en el colegio público Manuel Clavero Muga, en el distrito de Punchana, donde disfrutaba en especial de las clases de Matemáticas y Comunicación, sus días transcurrían con relativa normalidad hasta que conoció a un joven doce años mayor que ella con el que tendría un hijo.

A los pocos días de haber nacido su hijo, él la abandonaría y hasta el día de hoy no sabe nada del padre de su hijo. 

“Encontrarme embarazada a los 16 años fue una etapa muy difícil en mi vida, el padre de mi hijo no quiso saber nada y me dejó, no volví a saber nada de él. Desde entonces sólo he contado con el apoyo de mis hermanas. En esos días pensaba que todos mis sueños y metas eran imposible de realizar”, manifiesta.

Presa de la angustia por su hijo y ante un futuro poco promisorio, Yesenia inició una relación con una persona mayor con quien creyó que tendría estabilidad emocional y formaría una familia feliz. Lamentablemente, nada más lejos de la realidad. Una vez más sintió que la suerte le daba la espalda.

“Pensé que me quería y aceptaba a mi hijo, sin embargo empezó a tratarme mal, me insultaba y un día que llegó a la casa borracho, me golpeó. Esa misma noche, con mi bebé en brazos busqué ayuda donde mis hermanas, lo denuncié ante la policía y evité continuar viviendo un infierno con él”, recuerda, mientras carga a su hijo para darle de comer.

Los días pasaban y la necesidad de cubrir las necesidades de su pequeño la obligaron a buscar trabajo, pero se encontró con una dolorosa realidad: hay pocas oportunidades para trabajar cuando no tienes estudios secundarios completos y no tienes un oficio. La frustración y la preocupación la consumían.  

Justo, cuando todo parecía que se hacía más complicado para ella, se entera de la convocatoria de la Beca Doble Oportunidad del Programa Nacional de Becas y Crédito (Pronabec) del Ministerio de Educación que ofrece la oportunidad de culminar la secundaria y capacitarse para que pueda conseguir trabajo y ganar su sustento.

“Me enteré por un familiar que llegó de visita a la casa donde vivo con mi hermana. Me dijo que había escuchado sobre una beca para los que no habían terminado el colegio. Me habló de participar de un examen, en realidad no tenía mucha información. Me presenté al Senati y ahí me informé que había la opción de estudiar Soporte y Mantenimiento de Equipos de Computación, que se relaciona con lo que siempre quise estudiar: Computación e Informática”, comenta algo emocionada.

Recuerda que su hermana la acompañó innumerables veces a la sede de Oficina regional del Pronabec, en Loreto para que los especialistas la orienten y así realizar su inscripción. “Recibí todo el apoyo del personal, además me animaron a culminar mi inscripción, aunque debo reconocer que, muchas veces, pensé ‘tirar la toalla’ por la situación que atravesaba”, admite. 

El resto es historia que la becaria no termina de creer porque gracias a su desempeño y motivación por salir adelante, culminó sus estudios secundarios en el Ceba Rosa Agustina de Iquitos.

“Hace un poco más de un mes que nos graduamos con todos mis amigos a quienes considero mi familia. Todos hemos hecho la promesa de culminar también nuestras clases en el Senati y comenzar a trabajar para ayudar a nuestras familias”, resalta la becaria, mientras esboza una sonrisa al ver jugar a su pequeño Miguel Ángel.

Yesenia actualmente está por finalizar sus clases de Soporte y Mantenimiento de Equipos de Computación en Senati, sede Iquitos, pero además se da tiempo para realizar prácticas en una empresa que se dedica a la venta y suministro de equipos informáticas donde realiza las funciones de ensamblaje y reparación de impresoras. 

“Jamás pensé que mi vida cambiaría de esta manera, ahora tengo metas muy claras; mi sueño es continuar estudiando y convertirme en Ingeniería de Sistemas; mi futuro depende de mí y haré lo mejor posible por brindarle un mejor futuro a mi hijo”, finaliza algo emocionada y con los ojos llorosos. 

Sede Central:
Av. Arequipa 1935, Lince - Lima, Perú.

Central telefónica: (01) 612-8230

Horario de atención:
Lunes a viernes de 07:00 a.m. a 07:00 p.m.
webmaster@pronabec.gob.pe